1.000 días

Los primeros 1.000 días son una ventana de oportunidades para la vida. Cuando no hay una adecuada alimentación en esta etapa, se presenta un déficit en el crecimiento. Los 1.000 días incluyen el tiempo de la gestación (270 días) y los dos primeros años de vida del niño (730 días).

Una buena nutrición en los primeros años de vida mejora el capital humano y distintos indicadores poblacionales como talla, escolaridad, peso de la próxima generación e, incluso, ingresos y bienes. Esto tiene mucho sentido, pues sabemos que el cerebro se desarrolla en un alto porcentaje durante la gestación y los primeros años de la vida (70%), y que después crece en menor medida hasta alcanzar su pleno desarrollo.

Etapas de nutrición y amor

  • Gestación
  • Entre 0 y 6 meses
  • Entre 6 y 8 meses
  • Entre 9 y 11 meses
  • Entre 12 y 23 meses
  • Desde 24 meses en adelante

Lactancia: indispensable en los 1.000 días

¿Por qué es importante lactar?

La leche materna es el mejor y más completo alimento durante los primeros meses del bebé. 

La Organización Mundial del a Salud recomienda brindar lactancia materna exclusiva al menos durante los primeros seis meses de vida y, de manera complementaria, hasta los dos años.

La leche materna le brinda al bebé los nutrientes que necesita para su desarrollo y es considerada como la primera vacuna porque fortalece su sistema inmune y lo protege de enfermedades gástricas y respiratorias. Además:

  • No tiene costo.
  • No necesita preparación.
  • Se puede ofrecer en cualquier momento.
  • Ayuda a fortalecer el vínculo afectivo entre la madre y el hijo.
  • Protege la salud de la madre.

 

Consejos de lactancia

  • Se debe comenzar a lactar durante la primera hora de vida. 
  • Durante los primeros seis meses el bebé debe recibir sólo leche materna.
  • Lo ideal es que el bebé pueda lactar en el momento en que quiera, con la frecuencia que quiera.
  • Evita retirar al bebé del pecho, cuando él esté satisfecho lo hará solo.
  • Este es un momento de afecto: hablarle al bebé, tocarle sus piernas y mirarlo a los ojos ayuda a fortalecer el vínculo afectivo.

¿Cómo saber si el bebé tiene hambre?

El llanto es un signo que puede indicar hambre. 

Es importante tranquilizarlo un poco para que tome el pecho.

Si el bebé cabecea, chupetea, comienza a sacar constantemente la lengua o a llevarse las manos a la boca, lo más seguro es que sea el momento ideal para amamantarlo.

¿Cómo amamantar?

La mamá debe estar cómoda para alimentar al bebé. Amamantar debe ser un momento de disfrute para los dos, que alimente al bebé y nutra el corazón de ambos. Por eso es importante que la mamá:
  • Esté acostada o sentada.
  • Tenga la espalda apoyada.
  • Use un cojín o almohada sobre las piernas para apoyar al bebé.
  • Apoye su pierna en un banquito para acercar al bebé al pecho.

Amamantar no debe generar dolor. Si es así, lo recomendable es consultar con un experto.

¿Cómo ayudar al bebé a sujetarse al pecho?

  • Lleve los labios del bebé hasta el pezón.
  • Espere a que su boca esté abierta para acercarlo y pegarlo al pecho.
  • Los labios del bebé deben quedar hacia afuera cuando esté pegado del pecho y chupando el pezón desde la areola.

¿Cómo sostener mejor al bebé?

  • Apoye su cabeza sobre el brazo, cerca al codo.
  • Sostenga todo el cuerpo del bebé.
  • Ponga la cabeza del bebé frente al pecho con la nariz frente al pezón.

¿Cómo extraer y conservar la leche?

  • Limpieza: se debe hacer con las manos y los recipientes para almacenarla bien limpios.
  • Estimulación: se puede hacer un suave masaje en el seno o también poner paños mojados en agua caliente para facilitar la salida de la leche.
  • Recipiente: para la extracción se debe usar un recipiente de boca ancha. Almacenar la leche en un recipiente con tapa y marcarlo con la fecha y hora de extracción. 
  • Almacenamiento: conservar la leche a temperatura ambiente máximo por 8 horas o en el refrigerador durante 24 o 48 horas. Si puede congelarla, durará máximo 3 meses.

Alimentación complementaria

Cuando el bebé cumple seis meses de vida es el momento de comenzar a introducir alimentos sólidos en su dieta que complementen la lactancia materna. Lo ideal es darle un alimento nuevo, comenzando con una cucharadita que podrá ir aumentado de a poco. En esta etapa evite darle al bebé lo siguiente:

  • Alimentos con azúcar: como chocolates, galletas, pasteles, confites y caramelos.
  • Alimentos con alto contenido de sal: o los que ya vienen empacados con mucha sal como las papas fritas.
  • Bebidas con alto contenido de azúcar: como los jugos de fruta en cajita o las gaseosas.
  • La panela y la miel no deben consumirla los niños menores de un año.

¿Qué hacer cuando el bebé no se siente bien?

 

  • Cuando el niño está enfermo: no dejar de alimentarlo. Si está siendo amamantado, se debe seguir haciéndolo. Se debe aumentar el consumo de líquidos, como sopas y agua hervida y ofrecerle los alimentos con mayor frecuencia y en pequeñas cantidades.
  • Cuando el bebé tiene diarrea: debe recibir suero, aumentar el consumo de líquidos como leche materna, agua hervida y sopas hasta que se detenga la diarrea.
  • Cuándo el bebé está vomitando: debe recibir suero en pequeñas cantidades cada cinco minutos.

En todos los casos de enfermedad, siempre es recomendable consultar con un médico.

Carrera 48 # 32b sur 139
Envigado - Antioquia - Colombia
(57+ 4) 339 6509
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fundación Éxito hace parte de:

Fundación Èxito pertenece a:

 Con el apoyo de:

Place to pay

Auditado por: